Deutsche Français English

RECETA: Gelatina de naranja natural

RECETA: Gelatina de naranja natural
Hoy te traemos una receta con la que conseguirás aunar el uso de las frutas con la elaboración de un postre nutritivo y muy escaso de calorías para disfrutar de las enormes ventajas de las frutas de una manera diferente. Se trata de preparar una sabrosa gelatina de naranja natural.

RECETA: Gelatina de naranja natural

09 Agosto 2019

Con la llegada de las altísimas temperaturas veraniegas, parece que apetecen alimentos frescos y nutritivos. El verano es la época perfecta para consumir frutas frías, sin embargo, a veces resulta algo aburrido consumirlas al natural.

Bien, para solucionar este problema, hoy te traemos una receta con la que conseguirás aunar el uso de las frutas con la elaboración de un postre nutritivo y muy escaso de calorías para disfrutar de las enormes ventajas de las frutas de una manera diferente. Se trata de preparar una sabrosa gelatina de naranja natural.

Las naranjas son una de las frutas más nutritivas de las que disponemos en nuestro país. Fuente de vitamina C, la naranja se encumbra como uno de los alimentos más antioxidantes que existen. Su consumo favorece la cicatrización, así como además se convierte en un poderoso aliado de nuestro organismo ya que refuerza en gran medida nuestro sistema inmunológico. Contiene grandes cantidades de calcio, magnesio, potasio, fósforo y zinc, entre otros. En definitiva, una opción fantástica para nuestra gelatina natural. Además, el sabor que aporta es sumamente sabroso y fresco.

Es importante señalar que la receta que hoy os traemos es totalmente natural, por lo que no lleva conservantes, así que os aconsejamos que no la mantengáis en la nevera más de cuatro días sin consumirla.

Se trata de una receta rápida y muy sencilla y el resultado es fabuloso: ¡sin más dilación, vamos a empezar!

·         Raciones: 4 vasitos

·         Tiempo: 5 minutos y 4 horas de reposo

·         Dificultad: Fácil

INGREDIENTES:

·         500 gr de zumo de naranja

·         6 láminas de gelatina neutra

·         2 sobres de sacarina (opcional)

MODO DE PREPARACIÓN:

1.      Para comenzar, debemos poner las hojas de gelatina en agua fría con el fin de hidratarlas.

2.      A continuación, exprimimos las naranjas y colamos el zumo que obtengamos.

3.     En un cazo ponemos a calentar unas cucharadas de zumo y añadiremos las hojas de gelatina (bien escurridas) antes de que el zumo rompa a hervir. Debemos mover bien toda la mezcla para que los ingredientes queden integrados y se disuelva la gelatina. En el caso de optar por incluir sacarina, ahora es el momento de añadirla.

4.     Una vez que nos hemos asegurado de que está todo bien mezclado, a continuación, vamos a coger cuatro vasitos en los que verteremos el zumo en cantidades más o menos iguales. Una vez que hemos llenado los vasitos los dejaremos reposar unos minutos fuera del frigorífico antes de proceder a meterlos en la nevera. Cuando los metamos, llega el momento clave: dejarlos reposar y enfriar al amparo del frío de la nevera durante cuatro horas. Esto es fundamental para que la mezcla absorba todos los nutrientes y sabores. Para finalizar, sacamos los vasitos y los disfrutamos. Un truco interesante es esperar hasta el día siguiente para consumirlo, porque el sabor será mucho más potente.

5.      Voilà! Bon Appétit!