Deutsche Français English

Siempre a mano

Siempre a mano
El limón: el Sol de nuestra casa.

Siempre a mano

24 Septiembre 2018

Podríamos llamarlo el “ Sol” de nuestra casa, porque como mínimo, es de lo más útil que vamos a tener.

Las propiedades del limón son tan variadas y en aspectos tan distintos, que sin duda podríamos ocupar páginas y páginas, hablando sobre él y aún así descubrimos al final algo nuevo.

En la actualidad todo nos lleva hacia lo ecológico, a intentar huir, siempre que sea posible, de la química. La tendencia a lo “verde”, lo coloca en el podium de elementos indispensables en cualquier hogar.

En otros artículos, hablamos de sus excelencias gastronómicas o su aporte de nutrientes para nuestra salud. En esta ocasión vamos a destacar, cómo nos puede ayudar en nuestro día a día.


Ambientador


Hay lugares donde el mal olor, es casi imposible de evitar, pero con este truco, va a ser más fácil neutralizarlo. Ponemos, la cáscara de un limón fresca, al fondo de nuestro frigorífico, de esa manera controlaremos de una forma saludable el contraste de olores que se pueden producir. Es conveniente, cambiarla como poco una vez a la semana, se puede usar también en el fondo del cubo de basura.


Quitamanchas


Uno de los problemas al que nos enfrentamos, es a las manchas y si se producen en ropa blanca, nuestra primera reacción es acudir a la lejía.

El uso continuado, de productos tan agresivos, hace que la ropa se estropee y que las prendas pierdan su aspecto inicial, así que vamos a recurrir a nuestro “amigo”.

En un cuenco con un poco de agua, vertemos el zumo de un limón, sumergimos en él la mancha y lo dejamos secar al sol durante dos horas.Tras ese tiempo enjuagamos en abundante agua y perfecto, no solo ha desaparecido, sino que además no ha sufrido nada.


Desinfectante


El poder antibacteriano de este cítrico, nos ofrece un amplio abanico de usos en este aspecto.

Es nuestro mejor aliado, en la limpieza del microondas, metemos un recipiente de agua con un limón exprimido y lo ponemos a máxima potencia, durante unos 5 minutos. Es la forma más sana y segura de acabar con bacterias y microbios.

También ideal para la limpieza de sartenes, rayadores, espátulas...El limón nos facilita el trabajo de más formas en la cocina, por ejemplo en la limpieza de los grifos, a los que devuelve el brillo y elimina la cal.  


Blanqueador


No sólo puede acabar con las manchas en la ropa, sino que es un blanqueador excepcional para la porcelana. Fuentes, platos o cualquier objeto de este material, recobrará su blancura si la frotamos con medio limón.


Limpieza de oro: Un mezcla de sal y limón, nos sirve para frotar con un trapo suave, cualquier joya de oro, en breve veremos cómo recupera su brillo natural.


Blanqueador uñas y dientes: En el caso de las uñas, debemos meter las manos en un cacharro con  agua y un par de limones exprimidos. Si lo hacemos a diario durante una semana, notaremos el cambio enseguida. Si mezclamos bicarbonato con limón y lo usamos como dentífrico, es un perfecto blanqueador natural, que funciona sin estropear nuestro esmalte.


Repelente para hormigas: Empapamos un algodón y lo colocamos a la entrada del nido de las hormigas, algo que siguiendo el rastro, no nos va a costar encontrar.

El olor ácido, hacen que huyan y en poco tiempo, nos habremos deshecho de ellas.

También podemos usarlo, para repeler las pulgas de nuestra mascota, es una forma sencilla y natural que no la perjudica en absoluto.

En una olla pon a hervir un litro de agua, cuando comienza la ebullición añadimos rodajas de limón, dejando reposar hasta que se enfríe.

Con una esponja, aplicar a nuestra a nuestro perro, no solo le evitará parásitos, le dará brillo a su pelo.

La sabiduría popular, que pasa de abuelas a madres y de madres a hijas, es muy difícil de rebatir.  En ella el limón es protagonista, por algo será.