Deutsche Français English

Prevén la caída del cabello con limón

Prevén la caída del cabello con limón
El limón es un gran regulador del PH Neutro del cuero cabelludo y, además, previene la caspa.

Prevén la caída del cabello con limón

03 Agosto 2018

En nuestro día a día hay pequeñas preocupaciones, aspectos básicos en nuestra salud y estética, que nos pueden dar algún que otro quebradero de cabeza. En la mayoría de ocasiones, buscamos en la farmacología un remedio que podemos encontrar por medios naturales, siempre preferibles.


El pelo es un aspecto importante para la mayoría de las personas. El lucir una melena bonita se puede convertir incluso en una obsesión, ya que en muchas ocasiones se le expone a tratamientos que al unirse al sol, la contaminación y otros factores dañinos pued

en ser demasiado agresivos.


Cada vez es más común, por situaciones de distinta índole, la caída del cabello, un contratiempo complejo de tratar ya que aunque algunos productos lo reducen, casi siempre se necesita de la intervención de un profesional.


De nuevo entra en escena el valor de lo natural, productos al alcance de cualquier bolsillo, con los que convivimos a diario y que en la mayoría de ocasiones desconocemos cuánto nos pueden ayudar.


El protagonismo, también en este problema con el cabello, lo adquiere el limón.

La fuente de Vitaminas C y B, el ácido fólico y los minerales esenciales que aporta al organismo, son el por qué de su gran valia. El limón es, además, un gran regulador del PH Neutro del cuero cabelludo y a la vez lo limpia de células muertas, previene la caspa y el debilitamiento de los folículos pilosos.


¿Cómo usarlo?


Hay distintas maneras de aplicar el limón a nuestro pelo, dependiendo del problema a tratar o lo que se quiera conseguir, incluso hay quien lo usa para aclarar su cabello, sobre todo en cabellos rubios.

Un vaso de agua fría y el zumo de un limón antes de lavar el pelo con el champú habitual, es suficiente para combatir la grasa y la caspa. Unos 10 minutos actuando antes de cada lavado sería lo ideal.


Aplicar directamente el zumo de dos limones fríos y dejar actuar unos 30 minutos, es una práctica muy habitual que fortalece y aporta brillo al cabello. Tras ese tiempo, lavar con un champú suave.

Hacerlo como práctica habitual es lo aconsejable, los resultados no son visibles tras una aplicación; como cualquier tratamiento hace falta un tiempo para notar los beneficios.


Champú: Los ingredientes de este no pueden ser más sencillos ,un limón y un huevo.

En un recipiente batir el huevo hasta que quede líquido y una vez batido agregar el zumo del limón y mezclar. Aplicar suavemente, masajeando y comprobando que llega bien a todas partes. Dejar actuar 30 minutos y enjuagar con abundante agua, a ser posible fría ya que activa la circulación sanguínea.

Dos veces por semana es lo recomendable para obtener buenos resultados.


Líquido: Muy sencillo es este remedio casero con solo agua de coco y limón; es de los más usados y recomendados.

Se mezclan en un vaporizador el agua de coco, facil de encontrar en cualquier supermercado, y el zumo de limón, aproximadamente la misma cantidad.

Desenredamos el cabello y con un cepillo lo vamos separando por mechones, rociamos el líquido desde la raíz hasta las puntas en cada mechón. Una vez que esté por todo el cabello, masajeamos y lo dejamos durante 30 o 40 minutos. Se puede usar un gorro de baño para cubrir la cabeza mientras esperamos. Pasado el tiempo adecuado, lavamos con normalidad. Cada 3 o 4 días se puede repetir el tratamiento.


Una fuente de salud, a la que podemos recurrir con asiduidad, que nos va a proporcionar soluciones y que nos va encantar contar a familiares y amigos.


Tan pequeño y tan grande limón.