Deutsche Français English

¡Conoce nuestros limones!

¡Conoce nuestros limones!
Somos la mayor cooperativa destinada al cultivo del limón en España.

¡Conoce nuestros limones!

01 Junio 2018

La Región de Murcia se sitúa la cabeza de España en la exportación de cítricos, especialmente de limones con un 55% del total. Le siguen Comunidad Valenciana, concretamente Alicante con un 35% y el 10% restante proviene de Andalucía, de las provincias de  Málaga y Almería.


El Limonar de Santomera actualmente compone la mayor cooperativa destinada al cultivo del limón en España y supone el 90% de la producción de la región con más de 30.000 toneladas por año, que se distribuyen entre los 300 productores locales que se dedican al cultivo de este cítrico.

Variedades de limón cultivadas en El Limonar de Santomera


La climatología de la región favorece la extensión del cultivo de los limones durante todo el año. No obstante, en El Limonar de Santomera se cultivan dos variedades de limón que básicamente son el Fino y el Verna.


El limón Fino es la variedad que se cultiva principalmente ocupando hasta un 70% de la producción. El cultivo de esta variedad comienza a producirse desde finales de septiembre hasta finales de marzo.

La segunda variedad que ocupa el resto del año en el cultivo del limón es el Verna, cuya producción supone aproximadamente el 30% de la producción y su cultivo se comienza entre los meses de marzo y de julio.

Hay que destacar que por la climatología del lugar ambas variedades de cultivo admiten una segunda floración que se produce en el mismo período, es decir, entre los meses de julio y septiembre. El nombre que se le asigna a los cultivos procedentes de esta segunda floración son limón Verdelli o limón Rodrejo.


Ambas variedades se consideran autóctonas de la región, por lo que su textura y sabor son parecidas. No obstante, a simple vista el limón Fino parece tener una piel más delgada y suave, mientras que el Verna parece ser de mayor tamaño y presentar una forma ligeramente rectangular. En cuanto a la acidez también existen algunas sutiles diferencias, pues el Verna presenta un mayor grado de acidez y una coloración amarilla más intensa.


Ambas categorías se clasifican para la venta por tamaños, que se corresponden con calibres que van desde el 1 hasta el 5, siendo el calibre 4 el que ostenta una mayor demanda en el mercado. Los limones que no se ajusten a este calibrado, que en cada producción suele representar un 25% de la misma, se revende a la industria alimentaria para su utilización en una amplia gama de productos.


Una de las principales ventajas que presentan los limones en comparación con otros cítricos y  frutas, es que pueden ser recogidos pocos días antes de su maduración. Por su alto contenido en vitamina C, soportan bien las inclemencias del tiempo llegando a la mesa en estado óptimo de maduración, lo que le aporta su textura y sabor característicos.


El limón ecológico va ganando terreno dentro del sistema de cultivo en la región y, actualmente, se ha destinado un 10% de terreno para esta forma de cultivo que se diferencia de la tradicional en que no utiliza fertilizantes ni productos químicos. No obstante, el limón proveniente de la agricultura tradicional cumple rigurosamente los estándares impuestos por la Unión Europea en cuanto a la utilización de fertilizantes químicos destinados al control de plagas.


Se prevé que en los próximos años se continúe incrementando las hectáreas de terreno destinadas a este tipo de cultivo para el limón, otros cítricos y frutas en demanda.

El destino principal de los limones cultivados en la zona es la exportación, situándose los principales mercados en el norte de Europa. No obstante, la fama del limón de Santomera, que se conoce fuera de España como el limón español, se va extendiendo paulatinamente a otros mercados como Europa del Este y Asia.